Palabras Generales

si estás aquí, mas vale que dejes un comentario

Sin cadenas

Me parece interesante saber que no tenia ninguna atadura a donde estaba. Podia irme y a lo sumo me extrañaban un poco, pero a fin de cuentas no lo dude dos veces antes de irme. No habia nada de valor que me hiciera quedarme. No se si es algo que quiera que pase. Creo que es un signo de que mis relaciones solian ser demasiado superficiales. No es algo bueno, pero es un hecho que estoy tratando de cambiar. Creo que voy en camino a al menos tener un poco de raices, veremos que pasa.

Carta a un amor inexistente

Nos conocimos en una situación totalmente fortuita. Aunque conscientemente no esperaba a conocer nadie así ahí, eras todo lo que estaba esperando, o mejor dicho, creí que lo eras. Realmente no se que pasó, tal vez una combinación de mi ya acumulada necesidad de cariño junto la ilusión de la imagen que escogiste proyectar, una imagen de alguien que resonaba en mi, alguien que me podría entender. Alguien que yo podia querer.

Es fácil para mi encariñarme, realmente fácil cuando los botones adecuados son presionados. Esa combinación de inocencia ante el mundo, el hambre del saber, eclécticos pero sofisticados gustos culturales, un rechazo el dogma por si mismo, pero un aprecio a la manera clásica, un rostro engañosamente amigable, usualmente adornado con sonrisas, ojos amables, curvas moderadas pero en los lugares correctos, y para rematar, melodiosas carcajadas. Bueno, que mas me quedaba pedir.

Sabes que hubiéramos sido felices, al menos eso creí con la imagen que construí de ti. Una imagen que claro, talle de mi, y pensé te encajaba. Una infatigable obsesión por la verdad, un deseo por mantener las cosas sencillas, un amor sin dejar nada atrás, estar poseída por tanto lujuria como atracción platónica y saber disfrutar de esa lucha dialéctica entre ambas.

Ahora se que probablemente no funcionaria, no solo no eres más que una extraña que nunca conocí, más que por muy cortas caricias. Alguien de quien apenas di un vistazo a través de las ventanas del teatro que presentas, no se si ante todos, no se si solo ante mi. Alguien de quien me duele no saber quien es, mas no me queda opción que asumir que no es lo que creí.

No se si no presente mucho que ofrecer. La virtud de la honestidad esta gravemente devaluada, pero te ofrecía honestidad en intenciones y actos. Una constante fascinación por tu cuerpo y mente, prometiendo nada mas que excitarlos ambos a lo mas de mi capacidad. Bueno, ¿acaso queda algo más por ofrecer?

Durante uno de tus varios y prolongados silencios pensé en cuanto tiempo te tardarías en quebrarme. Porque esperaba que fuera tan solo una prueba, una forma enferma de esperar que te confirmara lo que yo ya sabia dentro de mi. Una donde luego de sufrir, te dabas cuenta del valor de ese amor que yo te estaba ofreciendo, más eras tímida para reciprocar. Nada mas que otra de mis enfermas fantasías, otra mas de esas donde al fin alguien que me correspondiera a esa clase de amor que no suele darse tan a la ligera.

Al principio estaba no menos que absorbido, anonadado e iluso, al llegar el abandono y la decepción, abrió paso la desesperación de saber si había hecho las cosas bien. Luego me rompiste. Cayó el velo y no quedó nada mas que tus palabras, ahora frías.

No te deseo mal, pero tampoco te deseo bien, lo único que me queda desear es no desearte. No desearte y así al menos dejar morir la ilusión que aún se podía amar sin dejar nada atrás.

Adiós.

Tu mas sincero servidor,
yo.

Amor de (mas o menos) 24 Horas

16:30:17: La veo por primera vez, vistiendo extravagantemente de un personaje de una serie TV infantil. Su mirada es dulce y los lentes me enamoran con demasiada facilidad, su barbilla es notable y sus labios tienen una textura aterciopelada que invita a besar y el hecho que sonríe mientras le tomo fotos no ayuda para nada. Recibo la flecha de acción retardada y con el primer cosquilleo en el estomago estoy embrutecido.

17:32: hora de irme, a pesar que habían especímenes con un atractivo carnal, no puedo evitar voltear la vista para verla por ultima vez. Se que probablemente no la vuelva a ver, pero al menos sera una excusa para volver a venir la próxima vez.

19:40: conduciendo en la carretera Interamericana, solo, jazz a todo volumen, y mi mente sin cesar trata de recordar lo poco que tuve de ella, su olor se desvanece gracias a la humedad, y su voz gracias a Ahmad Jamal. Aun recuerdo el purpura de manera vivida, sin embargo espero que mi Provia lo recuerde recuerda bien también

22:11: Termino de comer, y ya había pasado mucho tiempo sin recordarla, un espasmo corto que me obliga a revisar mi cámara digital, y patearme a mi mismo por no llevar Velvia en la cámara de filme, es una emulsión particularmente buena con el morado y rosa.

23:47: Onanismo pre-morfeico, luego del orgasmo, gracias a la infinita pornografía en Internet, ella vuelve a mi mente. Mi imagen platonica de ella no la iba a contaminar con esos impíos sentimientos carnales.

9:10: Despertar es doloroso, probemos dentro de una hora

11:02: Al fin me dolieron tanto los ojos por la luz del sol que tuve que despertar, hora de buscarla, espero terminar antes del desayuno.

13:32: Otras fotos de ella del evento, nada de nombres. Un almuerzo no cae mal a esta hora.

14:24: Demasiada obsesión, comeré y haré ejercicio.

17:46: Comido, ejercitado y bañado, hora de continuar.

18:30: Unas cuantas pistas en el Facebook me guían, creo que ya la encontré

18:33: ¡Bingo! Nombre y ‘amigos en común’, puedo trabajar con eso, ¿pero un poco mas de información sera bueno para armar la avanzada? Tomare un descanso.

22:49: Le gustan los M&M, el diseño, waffles, tiene un hamster y una que otra revista hipster, de las pocas que conozco del país. Encaja con lo que me imagine y eso me inspira y conforta un poco.

23:00: Alguien que te regala rosas para San Valentin y le sigues hablando no es ‘solo un amigo’.

23:02: Hora de establecer la retirada, no es la primera vez que pasa esto y mas vale la pena evitar saber mas para tan solo enamorarse comparado a lo hermoso de la ignorancia y la imaginación, lastima que nunca haya creído en esas palabras.

23:05: Enamoriscarse y romperse el corazón por una desconocida que tan solo vi por no mas de 5 minutos, es tan estúpido y suficientemente patético como para escribir una entrada en mi blog sobre ello…

*Basado en una historia real, la hora inicial en particular es en la cual le tome una foto por primera vez

Una Nueva Vida

En esto que es casi ya un mes sin escribir, consegui una vida bastante distinta a la que solia tener. Me miro al espejo y veo alguien con metas, objetivos, alguien que tiene llamadas por hacer y llamadas por recibir, alguien que esta montando la ola y siguiendo un plan. Si, en estos cortos dias me he mudado, aprendido de temas de los que hasta desconocia que existieran, y retado mis ya tamizadas opiniones y creencias.

Claro, esto de “tener una vida” es bastante atemorizante, pero no me asusta tanto como deberia. En los proximos 6 meses posiblemente viaje de nuevo unos cuantos miles de kilometros y me quede en un pais extraño por varios meses. Y me da miedo, me da miedo el no tener miedo. Me da miedo el estar dispuesto a cambiar esta “nueva vida” por otra aun mas nueva, y me da miedo que este activamente avanzando para cambiarla. No quiero esta “estabilidad” sino que quiero ir a donde nunca he ido antes, quiero vivir cosas que jamas experimente, y quiero hacerlo de una manera que me era inimaginable apenas hace unos meses.

Conoci a alguien nuevo, una vivaracha estudiante, ojos sinceros, agradable sonrisa y un cuerpo que exita mi iris. Ella me recuerda a un antiguo y primer amor, y parece una cruel broma del destino. La oportunidad de hacer lo que decidi no hacer por “honor” o simplemente estupidez. En esta “nueva vida” vuelvo a salir en citas y dejo olvidado el celibato temporal que eleji luego de los eventos detallados en “Lleno de -odio-”, para convertirme en el chauvinista misogino que amo odiar, pero que a pesar de todo es un maldito encantador. Y claro, el impulso de saber que puedo seducirla y un escape garantizado en los proximos meses me causa aun un dilema. Es obvio que el oscuro seductor no ha tomado completamente el mando, porque sin chistar habria ya hecho con ella cosas que no transmiten en la TV de pago, cosas que no le he hecho.

“Sin consecuencias” es una frase aún inconcebible para mi, y no se que tanto sea lo correcto, de seguir arrastrando mi vida anterior en esta interfase entre mi nueva nueva vida y mi nueva vida actual.

No se si mi nueva vida querrá hacerlo, pero a la fuerza al menos aprenderá que no puedo volver a creer en el “felices por siempre”, sin antes pasar por el “la ame por un rato”, el cual tambien es bastante distinto del “solo follamos un poco”.

A fin de cuentas, si supiera que hacer no estaria escribiendo esto, estaria simplemente haciendolo, espero que escoja, y no me importa escojer el correcto, sino que simplemente estoy satisfecho con lograr haber escojido algo.

El placer de estar perdido

Hace pocas semanas realice un viaje transcontinental, bastante largo, pero intensamente gratificante. Hoy acabo de ver Lost in Translation. Me cuesta creer que tanto plasma esa película esa sensación de alienación de llegar a un lugar donde eres un completo extraño, nadie habla tu idioma, estas solo, en todo sentido y propósito. Debo tener algo malo en la cabeza, pero esa es una de las sensaciones mas placenteras del mundo.

Durante mi viaje, viaje sin rumbo varias horas, viendo. Simplemente viendo. Me perdí en la ciudad, e imagine mi vida ahí, una fantasía, un sueno. simplemente disfrutando del ver, y lo extraño, disfrutando que todos mis sentidos estimulados por nada que había percibido antes. De vuelta en casa tengo mucho que hacer, mucho que cada día debo cumplir. No puedo pararme a ver la gente pasar durante unos minutos en la calle. Simplemente sentarme en una banca, y disfrutar de respirar. De ver esos detalles que nadie observa, porque ya todos los vieron.

El detalle mas que mas extraño es el estar en medio de una multitud, y no saber que dicen, no saber que hacen, ni a donde van.

Extraño a los extraños, y extraño estar perdido en un lugar donde puedo no ser yo.

Rudolph

Odio al puto reno de la nariz roja.

Claro, no es de extrañar que me desagrade la navidad (soy agnóstico ateo), pero para llegar a el grado de odiar a un pinche ser ficticio, que a colmo de males es bastante apreciado, es indicio de algo malo. No odio la navidad, en realidad los regalos, la pirotecnia y la comida la hacen tolerable, al menos lo suficiente para compensar las canciones ridículas y la actitud estúpida e hipócrita que se vive en los aires.

La historia de porque odio a ese maldito reno mutante es bastante mas pintoresca que un banal rencor a la navidad. Todo comenzó hace unos años, conocí a alguien que trabajaba durante las vacaciones en una pequeña academia de inglés. Claro que la recuerdo, tenia un rostro elegante, pómulos altos, piel avellanada, con la cantidad justa de pecas en las mejillas; ojos bastante grandes y con un iris cafe-miel; su pelo era largo, liso y oscuro. Su tono de voz era delicado y bastante placentero de oír.

Esta de mas decir que me pareció atractiva desde que la vi. Simplemente anonadado, estupidizado. Tenia que irle a hablar, así que aproveche la oportunidad, y hablamos, y hablamos, y hablamos. La acompañaba a la academia cuando tenia que ir a trabajar, y nos veíamos el día siguiente. Como el típico tipo amable, me volví un regular de la academia, y casi un profesor adjunto.

Los niños de la academia estaban aprendiendo unas canciones para el acto de navidad. Nunca ha caído una hojuela de nieve en navidad en esta ciudad desde que se tienen registros históricos, pero entre las canciones seleccionadas estaba “Blanca Navidad”, sin embargo “Rudolph, the Red Nosed Reindeer”, fue la canción elegida.

Odio esa maldita canción, y no es solo por su ridícula y banal historia; digo, que tan maricas pueden ser los demás renos jodiendo a Rudolph, si realmente lo querían joder lo hubieran molido a palos y el pinche bastardo no se hubiera vuelto a asomar por ahí; ni es por su estúpida melodía, claro no esperaba a John Coltrane, pero luego de oírla cerca de 100 veces esas pequeñas molestias degeneran en odio fácilmente.

Lo que mas odio de esa canción es lo tanto que me recuerda a ella. Recuerdo bastante el ultimo día que nos vimos, los engendros cantaron bastante bien esa canción, nos escapamos a un baño e hicimos lo que hacen dos jóvenes calientes luego de ver a una multitud de niños cantar una estúpida canción de navidad.

Ahora cada vez que escucho “Rudolph, the Red Nosed Reindeer” me da una erección y me enojo.

No dando un carajo: Ropa

Un oscuro secreto mio es mi aficion a la vestimenta. No me refiero al fashion o la Haute couture, sino que al aspecto banal y crudo de vestirse. Sin embargo, no lo aplico a mi vida diaria, no me visto como quisiera verme. En realidad me agrada mi apariencia, sin embargo me molesta no atreverme a vestirme de manera extravagante, vestirme tal y como yo quiero, y vestirme tal y como yo quiero todos los dias.

Revisando un blog de calle Europeo, simple y sencillamente es asombroso lo poco que les importa que piensen los demas de su apariencia. Claro, muchos se ven ridiculos, y simplemente no practicos para la calle, pero entre tanto se encuentran algunas joyas. Mujeres hermosas vistiendo cosas que inspiran a imaginar historias infinitas o simplemente esa imagen romantica, cual quiera que sea; y hombres bien parecidos, dando un aura de misterio, solidez o sofisticacion. Obviamente no se compara a lo que vestiria en mi pais, seria ridiculo, pero el punto es que tanto los exitos como los fracasos, se dieron unicamente por atrevese a vestirse ridiculamente y salir a la calle.

Muchas veces no tengo tiempo de vestirme como quiero, pero ahora creo mas que conspira, junto a el miedo de verse distinto, el miedo a ser ridiculizado, el que hace de mi apariencia usual un cliche.

Tengo que dormir, se viene un nuevo dia, y tengo que vestirme bien.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 66 seguidores