Informacion y Secretos

por AI

Hay una barrera muy fuerte entre mi perfil público, y mi realidad; y romper eso es uno de los dilemas mas constantes en mi vida.

En cierta manera es una expresión de mi ‘super-yo’ que es altamente crítico, y exige siempre niveles de calidad y perfección muy altos. Usualmente, los cumplo; pero de vez en cuando, sucede que no estoy satisfecho conmigo, por ejemplo en el caso de mis habilidades para escribir. Aún asi, esa no es la razon por la que este blog esta escrito por un pseudonimo en vez de mi identidad publica. La verdadera razón para que este blog no tenga mi nombre real es porque me da un grado de libertad que no habia disfrutado nunca antes; la libertad de los secretos.

Me considero alguien que siempre trata de mantener los secretos de las demás personas, en cierta manera es para mi una promesa ligera, la promesa de no revelar esa informacion. No siempre es algo reciproco. Odio cuando la gente en la que creo confiar, suelta información que espero sea secreta. Es terrible cuando nunca debieron saberla en primer lugar, pero es peor cuando prometieron nunca decirla. En particicular, nunca hablo con los demás de mis questiones amorosas, y las pocas veces que lo hago son siempre en tiempo pasado y de preferencia con extraños, o en el Internet. Desde pequeño tenia un fuerte concepto de ‘privacidad’.

Sin embargo siempre he tratado de conseguir la mayor cantidad de información, sea información ya pública o secretos ajenos. Tengo demasiados secretos ajenos, cosas que no deberia saber, pero sé. Los sé ya sea por azares del destino; aunque en la realidad, casi todos los sé por yo haberlos buscado activamente. Es una aplicación obvia y sucia del famoso: “el saber es poder”. A veces espio las redes inalambricas, o entro a ordenadores, simplemente para ver lo que tienen ahi. Pero de una manera totalmente injusta, encifro u oculto cualquier cosa que pueda ser incriminadora, o ligeramente sensible para mi.

Me gusta la idea del secreto. El secreto es oculto, es un acto de confianza. Compartir un secreto es algo extremadamente intimo para mi. El problema es que cualquier forma de seguridad, se paga con la costo de la eterna vigilancia.

Hay pocas personas que se han ganado el derecho de indagar en mis secretos. Para mi es una muy comprometedora expresión de amor, decirle a alguien que me pregunte lo que quiera, y que yo le prometa responder con nada mas que la verdad. Cuando prometo una respuesta veridica, le ofrezco la esencia de mi ser, ofrezco cosas que podrian arruinarme; pero mas peligroso aún, ofrezco cosas que nunca desearon escuchar.

Ese es el verdadero precio de un secreto, no es a que grado estas dispuesto a llegar para obtenerlo, sino que si estas dispuesto a saber que lo que esperabas no era lo real.

Anuncios