Rudolph

por AI

Odio al puto reno de la nariz roja.

Claro, no es de extrañar que me desagrade la navidad (soy agnóstico ateo), pero para llegar a el grado de odiar a un pinche ser ficticio, que a colmo de males es bastante apreciado, es indicio de algo malo. No odio la navidad, en realidad los regalos, la pirotecnia y la comida la hacen tolerable, al menos lo suficiente para compensar las canciones ridículas y la actitud estúpida e hipócrita que se vive en los aires.

La historia de porque odio a ese maldito reno mutante es bastante mas pintoresca que un banal rencor a la navidad. Todo comenzó hace unos años, conocí a alguien que trabajaba durante las vacaciones en una pequeña academia de inglés. Claro que la recuerdo, tenia un rostro elegante, pómulos altos, piel avellanada, con la cantidad justa de pecas en las mejillas; ojos bastante grandes y con un iris cafe-miel; su pelo era largo, liso y oscuro. Su tono de voz era delicado y bastante placentero de oír.

Esta de mas decir que me pareció atractiva desde que la vi. Simplemente anonadado, estupidizado. Tenia que irle a hablar, así que aproveche la oportunidad, y hablamos, y hablamos, y hablamos. La acompañaba a la academia cuando tenia que ir a trabajar, y nos veíamos el día siguiente. Como el típico tipo amable, me volví un regular de la academia, y casi un profesor adjunto.

Los niños de la academia estaban aprendiendo unas canciones para el acto de navidad. Nunca ha caído una hojuela de nieve en navidad en esta ciudad desde que se tienen registros históricos, pero entre las canciones seleccionadas estaba “Blanca Navidad”, sin embargo “Rudolph, the Red Nosed Reindeer”, fue la canción elegida.

Odio esa maldita canción, y no es solo por su ridícula y banal historia; digo, que tan maricas pueden ser los demás renos jodiendo a Rudolph, si realmente lo querían joder lo hubieran molido a palos y el pinche bastardo no se hubiera vuelto a asomar por ahí; ni es por su estúpida melodía, claro no esperaba a John Coltrane, pero luego de oírla cerca de 100 veces esas pequeñas molestias degeneran en odio fácilmente.

Lo que mas odio de esa canción es lo tanto que me recuerda a ella. Recuerdo bastante el ultimo día que nos vimos, los engendros cantaron bastante bien esa canción, nos escapamos a un baño e hicimos lo que hacen dos jóvenes calientes luego de ver a una multitud de niños cantar una estúpida canción de navidad.

Ahora cada vez que escucho “Rudolph, the Red Nosed Reindeer” me da una erección y me enojo.

Anuncios